norma

Palabras que se pueden escribir con ‘h’ o sin ‘h’

Una de las faltas de ortografía más temidas en español consiste en comerse la hache. Peor todavía puede ser inventarnos una en palabras que nunca la han tenido ni la esperan tener. El motivo de estas vacilaciones e inseguridades está claro: la hache casi siempre es muda.

Femenino de nombres de profesión

Una cuestión muy discutida social y lingüísticamente durante las últimas décadas es cómo se ha de formar el femenino de los nombres de profesión. La razón es evidente: las mujeres han ido accediendo a profesiones que tradicionalmente les estaban vedadas.

Portavoza

Es mucho lo que se ha escrito en los últimos días a propósito del femenino portavoza.

‘Idos’ e ‘iros’

Mediaba julio y España se arrastraba plácidamente hacia las agosteñas vacaciones entre ola y ola de calor. Nada parecía capaz de despertarnos de una modorra inducida por litros de gazpacho y torres de sandía. ¿Nada? De pronto, un rayo arrojado desde el Olimpo de nuestros inmortales académicos desató el cataclismo.

Ex aequo

Ex aequo es una expresión latina que significa ‘por igual, a partes iguales’. En la actualidad solo se emplea cuando se está hablando de premios y distinciones. Sirve para indicar que un galardón se ha adjudicado conjuntamente a dos o más personas que estaban empatadas en méritos.

Presidenta

El femenino presidenta plantea dudas a muchas personas, que no están seguras de si deben decir la presidenta o la presidente. La forma terminada en -a es correcta y es la que se prefiere en la norma académica.

En base a

La expresión en base a se considera incorrecta y, por tanto, debemos evitarla. Empecemos con un ejemplo de lo que no debemos decir ni escribir:
(1) Rusia renovará sus tanques en base a la experiencia adquirida en Siria.
Hay diferentes alternativas para evitar la incorrección de (1). La que primero acude a la cabeza es basándose en:
(2) Rusia renovará sus tanques basándose en la experiencia adquirida en Siria.

Etiquetas: 
Blogs sindicados: 

Supresión de la conjunción ‘que’

La conjunción que en ocasiones se suprime con verbos de ruego, voluntad o deseo. El verbo con el que más frecuentemente sucede esto es rogar, como en este ejemplo:
(1) Rogamos desconecten los teléfonos móviles al entrar en la sala.
Este es un uso correcto que encontramos a veces en la lengua escrita. Normalmente, lo que pretende quien suprime la conjunción es darle un aire oficial al texto, ya que esta forma de expresarse es típica del lenguaje administrativo.

Concordancia: la gente

Gente es un nombre femenino y singular. Sin embargo, por su significado remite a una idea de pluralidad: para que podamos hablar de gente tiene que haber por fuerza varias personas. Se trata, por tanto, de un sustantivo colectivo.
Cuando gente es sujeto de una oración, nos lleva a una concordancia del verbo en singular, como en este ejemplo:
(1) La gente empezaba ya a pararse para mirarnos, cuando Ma­rita se atrevió a levantar la cara otra vez [Almudena Grandes: Atlas de geografía humana].

¿’Quizá’ o ‘quizás’?

Tanto monta, monta tanto. Lo mismo da, que da lo mismo.
Las formas quizá y quizás son dos variantes perfectamente intercambiables. Significan lo mismo. Una y otra pueden aparecer en cualquier contexto. No hay una variante culta y otra vulgar. Incluso alternan para un mismo hablante en un mismo discurso.

Blogs sindicados: 
Syndicate content