morfología

Hipocorísticos

Los hipocorísticos son nombres cariñosos que les damos a las personas. Son formaciones que se sitúan en el ámbito del lenguaje afectivo. El término hipocorístico está formado sobre las raíces griegas hypo (‘bajo, debajo’) y kor- (‘niño, niña’): hace alusión a esos momentos en que hablamos de forma cariñosa, afectiva, como si fuéramos niños.

Falsa oposición de género parental

En español, por lo menos en la variedad que hablamos en España, existe un mecanismo expresivo que es propio del lenguaje que emplean padres y madres para hablar con sus queridos vástagos.

¿’Traspié’ o ‘traspiés’?

Traspié se utiliza generalmente con el significado de ‘tropezón’ o ‘paso en falso’, tanto en sentido literal (1) como figurado (2): (1) Un tirón hacia la izquierda del brazo de Bluefields le hizo dar un traspié. Recobró el equilibrio y se encontró cruzando el umbral de una casa [Javier Reverte: Trilogía de Centroamérica].

Femenino de nombres de profesión

Una cuestión muy discutida social y lingüísticamente durante las últimas décadas es cómo se ha de formar el femenino de los nombres de profesión. La razón es evidente: las mujeres han ido accediendo a profesiones que tradicionalmente les estaban vedadas.

Grande, gran

El adjetivo grande cuenta con una forma apocopada gran. Esta aparece cuando precede a un nombre en singular. Da lo mismo que el nombre sea masculino (1) o femenino (2): (1) Una noche hubo un gran alboroto en la terraza del bar y el camarero fue a buscar a los vigilantes [Roberto Bolaño: La pista de hielo].

Apócope

La apócope es un proceso fonológico que consiste en la pérdida de uno o varios sonidos en posición final de palabra. Este término procede del griego apokopé, palabra que está formada a partir de apo, que indica alejamiento o separación y kóptein, que es ‘cortar’.

Correveidile

Un correveidile es una persona amante de propagar rumores y cotilleos. Nos encontramos aquí con una palabra compuesta muy expresiva. Podemos ilustrar su uso con este ejemplo, tomado de una obra de Mario Vargas Llosa: (1) Por supuesto que no se lo diré a nadie, hermanita.

Formaciones regresivas

En español es frecuente formar palabras añadiendo prefijos (1) o sufijos (2): (1) niebla > antiniebla (2) helado > heladito Sin embargo, existe otro procedimiento menos conocido que consiste precisamente en lo contrario: en eliminar un prefijo o un sufijo para crear una nueva palabra.

Presidenta

El femenino presidenta plantea dudas a muchas personas, que no están seguras de si deben decir la presidenta o la presidente. La forma terminada en -a es correcta y es la que se prefiere en la norma académica.

El plural de los números

Los nombres de los números tienen su plural como cualquier sustantivo que se precie.

Syndicate content