idiomas

Quedarse frito

Para empezar la semana, después de la resaca de puentes que tuvimos la semana pasada, voy a explicar el significado de una expresión que seguro que habréis oído en alguna ocasión: quedarse frito.

¿Qué idiomas son más buscados en Internet?

He estado jugando un poco con Google Trends para ver qué idiomas quieren aprender los internautas. Con Google Trends se puede, por ejemplo, ver si la gente ha gugleado más “curso de alemán” o “curso de francés”.
Antes de comparar idiomas, podemos ver primero cómo suele buscar la gente un determinado idioma. Aquí un ejemplo:

Estar hecho un Cristo

Así como la última vez hablábamos de una expresión que provenía del mundo de la agricultura, hoy nos vamos a dedicar a otro campo que también ha generado no pocas expresiones y refranes: la religión. Espero que nadie se sienta ofendido por el post de hoy, simplemente intento explicar con cariño frases del español habitual con todo el respeto del mundo.

Como agua de mayo

Ya sé que estamos en pleno otoño, esa época del año que se caracteriza por la lluvia, los primeros fríos, el recogimiento y en muchos casos una leve depresión al ver como se acortan los días ya que el Sol parece que también se cansa y cada día se va a acostar antes… hasta la llegada de la próxima primavera. Bueno, pues en esta época en la que a veces la tristeza se apodera de nuestras almas, vengo a escribiros unas líneas de ánimo que espero que os vengan como agua de mayo… No desesperéis, para el que no haya entendido esa última parte, está el post de hoy.

Estar cascado

Hoy vamos a analizar una formar de estar que seguro que a más de uno le define a la perfección a estas alturas de la semana: estar cascado.
Seguro que todos sabéis qué pasa cuando un huevo está cascado. Si cuando volvéis de la compra y veis que uno de los huevos que habéis comprado está cascado, seguro que pensáis lo siguiente: hoy toca comer tortilla. ¿Por qué? Porque como está cascado en breve se pondrá malo y ya no lo podremos usar.

Entre ceja y ceja

Tal vez hayáis escuchado alguna vez a alguien decir que tiene algo entre ceja y ceja. Literalmente, si somos sinceros, entre ceja y ceja suele haber poca cosa. Un trocito de piel, algún que otro pelillo, tal vez uno de esos granitos que nos amargan la juventud… pero poco más. Pero aquí estoy yo para abriros los ojos y demostraros que entre ceja y ceja puede haber mucho más. :D

El hábito no hace al monje

Como ya hemos pasado el ecuador de la semana, me voy a atrever con una expresión un poco más compleja que las de costumbre, el hábito no hace al monje (suena bien, ¿verdad?). Atención estudiantes Erasmus: ¡esta es para nota! Es una de esas frases solemnes con las que se puede quedar bien en una cena, no al nivel de desvelar los misterios de cómo funciona Google o qué es un Doodle, pero tampoco en cuanto a uso del lenguaje, tampoco está mal.

Dormir como un ceporro

Hoy vamos a empezar el día con una de esas expresiones divertidas que tanto me gustan por su alto contenido visual (si se sabe de lo que se está hablando) pero que a más de uno le pueden dejar boquiabierto: dormir como un ceporro. Si no sabemos lo que es un ceporro y como la imaginación suele ser una traviesa y caprichosa compañera, podemos pensar en mil y una formas de dormir que podrían igualar al ceporro. Como diría aquel… ¿es un pájaro? ¿es un avión?

Olerse la tostada

Antes de empezar, dejadme que disfrute de ese instante en el que alguien está tostando pan y su embaucador aroma invade de forma inevitable toda la atmósfera que te rodea. Mmmmm… ¡qué momento! Hay que ver lo evocadoras que pueden ser algunas palabras.

Syndicate content