femenino

Femenino de nombres de profesión

Una cuestión muy discutida social y lingüísticamente durante las últimas décadas es cómo se ha de formar el femenino de los nombres de profesión. La razón es evidente: las mujeres han ido accediendo a profesiones que tradicionalmente les estaban vedadas.

Presidenta

El femenino presidenta plantea dudas a muchas personas, que no están seguras de si deben decir la presidenta o la presidente. La forma terminada en -a es correcta y es la que se prefiere en la norma académica.

‘Mano’: un sustantivo rarito

El sustantivo mano no nos llama la atención porque lo hemos utilizado hasta la saciedad, pero lo cierto es que es raro raro raro. Sus extravagancias empiezan por el género. Es uno de los pocos femeninos terminados en -o que tenemos en español.

Femeninos en -esa

Tenemos un puñado de sustantivos en español que forman femeninos en -esa. Los principales son los siguientes:
(1) alcalde > alcaldesa
(2) conde > condesa
(3) barón > baronesa
(4) marqués > marquesa
(5) abad > abadesa
(6) príncipe > princesa

Femeninos en -triz

Algunos sustantivos y adjetivos cuyo masculino termina en -dor o en -tor forman un femenino en -triz:
(1) emperador > emperatriz
(2) actor > actriz
La relación entre masculinos en -dor/-tor y femeninos en -triz es bastante irregular. De hecho, la mayoría de los que tienen dicha terminación en el masculino forman femeninos totalmente regulares en -a:

Podcast: determinante masculino ante nombres femeninos

¿Por qué decimos el águila? En realidad, deberíamos decir la águila de la misma manera que decimos la aguja. Águila, arma, habla y muchos otros nombres son femeninos, pero nos exigen un artículo en forma masculina. Todo tiene su explicación y en el podcast de hoy la encontrarás.

Femeninos de nombres de profesión: connotaciones peyorativas

Un fenómeno que puede frenar la adopción del femenino de un nombre de profesión es la tendencia que estos tienen a veces a cargarse de connotaciones o significados negativos.

Sargenta

La palabra sargenta puede significar varias cosas en español. En la lengua actual se usa sobre todo con el significado de ‘mujer mandona’. Esta acepción es propia del lenguaje coloquial y está cargada de tintes claramente despectivos. Veamos un ejemplo:
(1) [...] la bisabuela Carmen lo que necesitaba era compañía, pero compañía de verdad, no la de aquella sargenta cacatúa que quería mangonearlo todo [...] [Eduardo Mendicutti: El palomo cojo].

Femenino de nombres de profesión: esposa de

Antiguamente existía la costumbre de referirse a la mujer por el oficio del marido. Así surgieron en el habla popular muchos femeninos de nombres de profesión a los que se daba la interpretación de ‘esposa de’:
(1) la alcaldesa
(2) la jueza
(3) la generala

Femenino de nombres de profesión: grados del ejército

Uno de los ámbitos en los que se ha llegado a una solución unificada para formar el femenino de los nombres de profesión es el de los grados del ejército. Para todos ellos, tomamos la forma masculina tradicional y la convertimos en común en cuanto al género:
(1) el soldado > la soldado
(2) el sargento > la sargento

Syndicate content